Camino a Santiago

Además de haber estado tanto tiempo sin publicar, he estado mucho más sin publicar fotos de viaje. La verdad, todo sea dicho, es que tampoco es que hubiera hecho muchos viajes últimamente. Este verano, ha tocado hacer el camino de Santiago; una experiencia estupenda en la que mis pies han sido protagonistas indiscutibles de mi calvario. Se me hincharon como botijos el tercer día a la altura de Ponferrada (salimos desde León) y me los llevé hinchaditos hasta la puerta del Obradoiro. Genial, vaya.

El otro (o mejor dicho, la otra) protagonista del viaje ha sido sin duda alguna Udea, la perrita peregrina, que se chupó todo el viaje sin protestar cargando con sus alforjas y que era la envidia (y la atracción) del resto de peregrinos.

Con la idea de optimizar peso, decidí no cargar con la cámara grande y me llevé sólo la pequeña. Pero como era un tostón estar sacando la cámara de la mochila y luego esperar a llegar a Madrid para volcarlas al ordenador y subirlas del tirón, fui haciendo las fotos únicamente con el iPhone y cargándolas en Facebook a medida que llegaba a los sitios donde la cobertura me lo permitía, por lo que muchos de vosotros habréis seguido el transcurso del viaje, como quien dice, en tiempo real.

No obstante, como siempre hay rezagados, y como viene siendo habitual últimamente… las tenéis todas en Flickr.

Share Button