La boda de Julia y Simón

Hace ya muchos años que conozco a Julia; además de compañera de trabajo, desde luego que somos amigos y ahora, además, vecinos en el barrio. Así que supongo que no hace falta decir la ilusión que me hizo que quisiera contar conmigo para que hiciera el reportaje de su boda con Simón en pleno centro de la capital.

Creo que es de las bodas más atípicas en las que he estado, aunque a las que he asistido en Madrid desde luego no han sido “bodas al uso”. Pero en esta ocasión queríamos acentuar el tono urbano y no se me ocurrió otra cosa que prescindir de coche de novios para desplazarnos en Metro; y ahí reconozco que también tuvimos algo de suerte porque no está permitido fotografiar las instalaciones sin un permiso previo (pese a que hacer fotos hoy en cualquier lado sea prácticamente indetectable con los móviles y las cámaras del tamaño de una uva pasa).

Así que suburbano y paso por las cercanías de Atocha para acabar (o empezar) la celebración en el HUB, un espacio para cualquier cosa. Y ahora para bodas también, parece.

Boda a base de cóctel con fotocall a la entrada para que no se quedara nadie sin retratar, solo o en grupo; y cuando menos lo esperábamos, una clase de zumba puso a todo el elenco de invitados a moverse a ritmo de batucada; lo mejor para bajar el papeo y para animar la fiesta. Un cierto.

Tampoco podemos olvidarnos que Julia no tiene miedo escénico; y como a Simón tampoco le intimida el público, no faltaron tampoco las actuaciones estelares en playback y en directo.

Podría pasarme un buen rato hablando de las virtudes que tiene hacer fotos de conocidos y amigos de cara a la comodidad y a la naturalidad, pero creo que el mejor ejemplo de lo bien que lo pasamos está en las imágenes, así que os dejo esta pequeña muestra en la que la pequeña Eva, hija de los novios, fue otra de las grandes protagonistas.

Como siempre digo, pero siempre con sentimiento… muchas gracias a los novios y ¡Enhorabuena!


Tags: , , , ,
Share Button

2 Comentarios

  1. Lo tienen todo, buenos modelos y un estupendo fotógrafo. ¡Me encantan!

  2. […] haber estado en otra boda, más grande o más pequeña, con una proporción mayor de niños, y eso que en la de Julia tenían un espacio reservado a parte y todo. Pero aquí ya de entrada los novios tenían tres, y […]