Paisajes desde la oficina

Últimamente miro mucho el cielo; no es nada místico, es sólo que las nubes que lo empañan son francamente alucinantes. Muchas veces me doy cuenta de ello cuando voy en el coche y no tengo la cámara a mano, pero desde que me traje la Coolpix al trabajo, no dejo pasar la ocasión de hacer fotos al horizonte (y tampoco mis compañeros pierden la ocasión para decirme “¡Dani, haz una foto que hay unas nubes de la leche y una luz que flipas!”). Asi que aquí dejo colgadas un par de ellas para que os hagáis una idea de lo que se ve desde mi ventana.

Share Button