Retratró5pidos

En un alarde de originalidad y chascarrismo sin precedentes, se me ocurrió llamar RETRATRÓ5PIDOS a la Quinta Edición de Retratos Tróspidos. Ya dejé más o menos claro en la anterior publicación qué era un Retrato Tróspido, así que aquí haré un breve resumen de lo que pasó ayer en El Retiro sin enrollarme mucho, que luego hay quien me regaña por escribir más de la cuenta y pasa olímpicamente de leerse el texto. En cuanto dejan de aparecer dibujos no leéis una mierda, jodíos.

En fin, para esta quinta edición tuvimos dos incorporaciones nuevas, Alejandro y Álvaro, y luego a Elena de espontánea. En total, doce dibujantes: Roselino, Víctor, Paula, Guillermo, Laura, Gema, Alberto, Álvaro, Alejandro, Elena, Micaela y yo mismo, a los que sumo a Antonio haciendo las fotos que ilustran esta entrada. Dando apoyo moral, Eva y Maite. Y como invitadas potenciales para próximas ediciones, a Estrella y Taína. Un huevo.

Lo más llamativo de todo fue, sin lugar a dudas, la cantidad de gente que se acercaba a vernos y a posar. Desde que arrancamos a dibujar apenas tuvimos tiempo de respirar. Se nos iban amontonando los modelos; surgió incluso la idea de llevar un rollo de turnos como las carnicerías, porque allí la vez se pedía a gritos. Niños y adultos, todos a la vez. Bajo una chicharrera de calor y un sol de justicia. Pero a los retratrospidistas nada nos detiene.

Puntazo para Gema que siempre está pendiente y la trospicicleta que usa para su taller se encargó de aprovisionarse una nevera y cervezas frías. Sin ellas no tengo muy claro que a alguno le hubiera dado un soponcio.

En fin, lo dicho. Dibujando sin parar casi hasta las tres de la tarde cuando ya el hambre nos hacía los dibujos más tróspidos de lo estrictamente necesario. En total, calculando a grosso modo, vendimos unos ciento sesenta dibujos, que se dice pronto, pero se hacen en menos tiempo. Aunque claro, poca cosa si lo comparamos con los que no se vendieron y con que éramos dibujando ciento y la madre. Pero desde luego, fue francamente divertido y a ver si planeamos ya la siguiente edición, puede que en agosto o lo mismo en septiembre, aunque igual no sería mala idea en ese caso hacerlo por la tarde, cuando no haga tanta calorina.

Os dejo algunos de los dibujos míos que no se llevaron; tróspidos auténticos. Algunos vereis que están compuestos de dos retratos cuando dije que habitualmente los hacemos de uno en uno, pero en estos casos duplicamos tanto el tiempo como el precio, por si os estabais planteando venir con el equipo de waterpolo a posar…


Tags: , , , , , ,
Share Button

4 Comentarios

  1. Me encanta esta nueva iniciativa! espero ver más cosillas pronto

  2. Nunca me habín llamado “retratrospidista”…. Me gusta.