Total Rumble IV. Segunda Parte – Triple W.

Y terminamos con la segunda parte del Total Rumble IV (o TR-IV) de la Triple W después de una primera llena sorpresas, golpes y sintomatología del dolor.

Para abrir boca, el árbitro ya advirtió que no iba a consentir el juego sucio en los combates; concretamente en el que enfrentaba, en primera instancia en un 3 vs. 3 a  La Hermandad contra Kaos, puesto que ambos grupos, sobre todo el primero, son ampliamente conocidos por sus artimañas, digámoslo así… “poco ortodoxas” pero que les han llevado a donde están ahora.

Así que el combate empieza de manera limpia, pero estaba claro que no iba a poder durar mucho más así y enseguida empiezan a aparecer sobre el escenario más luchadores de los que corresponde.

Total, que el árbitro se agarra un cabreo de agárrate y no te menees y tras diversas amenazas e increpaciones termina por largarse cansado de triquiñuelas sucias. Pero claro, como el combate debe continuar, trampas por medio o no, alguien debe coger el relevo… y no es otro que el mismísimo Coajim Echeverría.

Eso sí, de pronto el ring se convierte en un “todo vale”, del que sin embargo, La Hermandad sale un poco escaldada.

Tras el enfrentamiento de los grupos, Astiles (también miembro de la Hermandad pero que no ha salido en el anterior combate), aparece en el ring desafiando a Banshee, quien, según él, es la responsable en el combate anterior (el rumble) de su eliminación.

Con alguna increpación un tanto desafortunada por parte de Astiles, y ante las que Banshee no se amedrana, el combate tiene todas las papeletas de irse con la luchadora, pero al final la experiencia (y el peso de los años) le otorgan la victoria al hermanado.

Sorpresa antes de la retirada: Ginger Fury y Princesa Lina, suben como espontáneas al cuadrilátero para terminar de rematar a la pobre Banshee que no se ha recuperado todavía del K.O. Pero lo que no sabían estas dos mozuelas es que Astiles no es amigo de nadie…

Y por fin, el colofón: el combate por el Top 1 que enfrenta a Trashman contra Mark Caretaker, que se habían desafiado antes del intermedio. Un combate bastante igualado entre dos carismáticos personajes de la Triple W.

Trashman, ganador del rumble de la escalera (parece el título de una canción de Miguel Ríos) en la primera parte, aparentemente no viene del todo recuperado, pero eso no le impide aguantar los embates del miura Caretaker, fresco como una rosa, una y otra vez.

Un combate limpio, muy repartido, que al final vuelve a ponerse de parte del de Leganés quien, por fin, consigue el ansiado maletín, que contiene…

¡LOS CAMPEONATOS DE LOS PESOS PESADOS Y DE LA TRIPLE W! ¡THRASHMAN ES EL NUEVO CAMPEÓN ABSOLUTO DE LA WHITE WOLF WRESTLING! (hasta yo me emociono al recordarlo).

Y así, tras celebraciones, emotivos abrazos y vítores de campeón, termina la que hasta ahora ha sido la velada de la Triple W con más público (emocionado y entregado, que no veas cómo gritaban) en la Tabacalera de Lavapiés; tanto que hubo muchos que pasaron tarde y otros tantos que no llegaron a entrar… pero que pueden disfrutar de las fotos que los fotógrafos, servidor entre ellos, les dejamos para que vivan o revivan la fiesta del Wrestling.

Como siempre, podéis ver el resto de fotos en la galería de Flickr. Y aquí, un enlace a la primera parte.

Nos vemos pronto.


Tags: , , , , ,
Share Button