Tróspidos en internet

Retratos tróspidos en videochats

Ayer por la tarde tenía mono de retratos tróspidos; lo cierto es que el evento de Jameson con Dibujo a Domicilio del fin de semana me había dejado con bastante buen sabor de boca en cuanto a los dibujos que fueron saliendo y aunque no eran “tróspidos” propiamente dichos, sí que me entraron ganas de hacer dibujos rápidos. Pero claro, eso se dice pronto cuando son las seis de la tarde de un lunes de julio con 37 grados en la calle; a ver quién es el listo que sale… y a ver quienes son los listos que se te quedan parados delante durante dos minutos aguantando la solana.

Tróspidos en internet

Después de estar haciendo el tonto durante un rato, recordé que hace tiempo (mucho antes de los tróspidos) hubo una temporada en la que me dio por dibujar a los usuarios de Chatroulette. Para quien no lo conozca, Chatroulette es un servicio de videochat anónimo donde te conectas con tu webcam y automáticamente empiezas a hablar/chatear con otra persona que también tiene webcam. Si no hay feeling, cancelas la conexión con ese usuario y automáticamente pasas a otro. Así de sencillo.

Tróspidos en internet

Tróspidos en internet

Lo que pasa es que este tipo de servicios, que han proliferado como la espuma, son un campo de nabos literal. Es decir, de cada diez conexiones que hagas, muy probablemente te encuentres con nueve varones que quieran mostrar las partes pudientes a un indeterminado número de chicas (básicamente la que falta en la decena, pero no siempre se cumple) que obviamente, a su vez, en un 95% de ocasiones pasan de contemplar genitales masculinos. Así que lo de “sentarse a conocer gente” es francamente complicado.

Tróspidos en internet

Tróspidos en internet

Con el tiempo, todas estas webs han ido canalizando un poco este tipo de comportamientos “indecorosos” (por usar un eufemismo sutil) y ya hay opciones para no irte tropezando de forma continuada con primeros planos de genitales. Lógicamente la gente es la gente y cada uno va a lo que va, pero como yo no estoy para juzgar a nadie, que cada cual haga lo que le de la gana, que yo voy a hablar de lo mío que es buscar modelos para retratarlos.

Tróspidos en internet

Tróspidos en internet

Lo complicado es siempre captar la atención del otro en este medio. En este sentido, las chicas, aunque hay muchas menos, se dan más a quedarse mirando a alguien que las dibuja que no a un desconocido en calzoncillos. Por el contrario, los chicos que andan buscando quedarse en calzoncillos delante de alguna chica, son más complicados de convencer y apenas te da tiempo ni tan siquiera a saludar (incluso de viva voz). Como mi idea era contar que era capaz de hacer un retrato en dos minutos, terminé por colgarme un cartel del cuello con las instrucciones escritas en lugar de recitarlas de viva voz o escribirlas en el chat de la aplicación. Así, por lo menos, cuando la gente ve de entrada a alguien con un cartel, por lo menos hace la intención de leerlo y la verdad que el asunto funcionó medianamente bien y conseguí a varios modelos que de otra manera no hubieran aguantado ni medio segundo.

Tróspidos en internet

Tróspidos en internet

El balance fue positivo en cuanto a número de retratados, aunque bastante menor de lo que me hubiera gustado. En las apenas dos horas que estuve, fueron catorce dibujos (y ni siquiera tróspidos) que duraron, la verdad, algo más de dos minutos. Pero también es cierto que ya que estás ahí, pues algo de tiempo se te va entre saludos, formalidades y en cierto modo, demostrar que lo que estás haciendo no tiene ningún doble sentido, como de venderles algo o usar este sistema para terminar, cómo no, en calzoncillos o sin ellos. Lo más que hacía, cuando tenía opción, era preguntarles el nombre para incluirlo en el dibujo y luego avisarles de que haría un post en el blog donde pondría los dibujos para que los vieran. Queráis o no, es una manera de publicitarme; qué menos después de un retrato desinteresado ¿no?

Tróspidos en internet

Y por supuesto, este medio nunca es el más adecuado para dibujar. Si ya es complicado hacer un retrato con la persona delante tuya donde puedes ver fácilmente los detalles, las webcams no suelen tener una definición de 4k por no hablar de las condiciones de iluminación con las que cuenta la gente en sus habitaciones (sobre todo si quieres quitarte los calzoncillos). Así que supongo que sí, que en esta ocasión los retratos eran más tróspidos de lo habitual; aunque luego los dibujos no estén tan mal… si no los comparas con los modelos. Otro error fue no hacer capturas de pantalla para ponerlas junto a los dibujos, porque así, cualquiera puede pensar que son dibujos inventados. Y no le culpo, claro… ¿con qué si no lo vas a comparar?

Tróspidos en internet

Tróspidos en internet

En cualquier caso, ha sido una experiencia curiosa que sirve para soltar (mucho) la mano (a nivel de dibujo, malpensados) y que te quita el mono si lo que quieres es retratar gente. Y, por qué no, para promocionarte un poco, que nunca se sabe quién está al otro lado, para bien o para mal.

Tróspidos en internet

Ahora que lo pienso, lo mismo la próxima vez tengo más éxito dibujando directamente calzoncillos.


Tags: , , , , ,
Share Button

1 Comentario

  1. Ay la hostia!… tú solito te metes en unos líos…jajajaja!